A propósito de Madds, Hawkers y EDM Spain….

11148761_709662825806173_751543514516641879_n A propósito de Madds, Hawkers y EDM Spain…. A propósito de Madds, Hawkers y EDM Spain…. 11148761 709662825806173 751543514516641879 n

A propósito de Madds, Hawkers y EDM Spain….

Texto: Pablo Demonio (tras tres años en aparente y sufrido silencio…)

Con el tema del verano a rastras, la verdad es que después de leer el constante sinsentido a veces y solo a veces, un pequeño interruptor cerebral se activa en la sesera de un servidor y le dan ganas de escupir un texto dedicado a semejante sinsentido culinario que se ha generado. (permítaseme la expresión por la mezcla de sabores extremos que suponen los tres ingredientes del texto).

Me declaro culpable de leer a los incoherentes de medalla en pecho de la página troll por excelencia del movimiento mainstream patrio y con las mismas me ha sido imposible no dedicar cinco minutos de mi tiempo a escribir unas líneas acerca de la estupidez humana que demuestran estos elementos al hablar de la estupidez (en este caso propagandística) de una marca ilicitana que diseña “presuntamente” sus gafas en Beverly Hills.

Podemos estar de acuerdo o no en la política empresarial que ha adoptado la marca de gafas con la rubia de bote y que la chavala pinchará más en su casa que un cabina de cualquier festival patrocinado. Podemos estar de acuerdo en que es un timo para el espectador (que por otro lado está encantado de que le timen una y otra vez, un día tras otro, con artistas de este rollo – y de otros también no nos equivoquemos-) pero lo que está claro es que una firma tiene todo su derecho a hacer la inversión que le salga de las narices en los elementos de promoción que le den la gana, digan lo que digan cuatro ilustrados que encima se venden y venden su buena praxis “periodística” al mejor postor.

El caso es que Hawkers (que indiscutiblemente gasta una morterada en publicidad) gracias a la rubia maciza y su acción festivalera, ha conseguido una “viralidad” que difícilmente se alcanza haciendo las cosas bien y apoyando propuestas con sentido – y en este punto y sin que sirva de precedente, creo que la inversión en decolorante y patrocinio ha sido una jugada maestra si nos atenemos a la cantidad de “trolleo” extra que ha conseguido la marca y la rubia – pero los hechos son los que son y en España este sistema de promoción funciona y de que manera.

Si nos ceñimos a datos objetivos, la acción ha sido y es un acierto completo, y aunque se haya ganado algunos detractores de los “puristas” de palo, lo que está claro es que su campaña inicial se ha quintuplicado con todo el revuelo obtenido con ella y eso es un éxito de un departamento de marketing que ha conseguido que una marca como esta sea la más famosa (por un asunto u otro) del verano 2015 en nuestro sector.

Lo del panfleto “EDMero” es otro cantar. Sinceramente me parece de traca que estos personajes de dudosa reputación “redaccional” se permitan el lujo uno de llamarse medio de comunicación y dos de autoproclamarse los vigilantes de la buena praxis en las acciones de una marca cuando ellos manifiestamente son una demostración de la mala praxis “periodística” y de su marca al vender su medio y las informaciones que publican en él, del todo lamentable si nos atenemos a que una ingente cantidad de chavales les sigue y se informan en su web.

Escribir para decir nada es como no escribir y durante las 2000 palabras que dura el “articulín” este dedicado a Hawkers, no dicen nada que no sea evidente a los ojos de cualquiera. Eso sí, el uso del tono despectivo, repulsivo y deleznable de gente que cree que está por encima del bien y del mal y con derecho a escupir al cielo pero no obligación de mirarse al espejo, está tan patente como siempre en la sangría a lo que estos “personautas” llamar escribir.

No es que sea un “hater” (palabreja muy de moda entre la chavalería tweetera) es que soy muy pesimista ante la realidad de los medios de comunicación especializada en música electrónica en este país. No me gusta lo que veo, no me gusta la parcialidad ni como se desarrolla nuestra praxis a la hora de escribir. Para mi escribir de música ha sido y es un acto de fe, de amor y de realidad, ha sido compartir, expandir y crear alrededor de algo que amo y en lo que creo. Siempre he sido mordaz y crítico con las realidades que he observado y he tenido un punto de vista muy personal, pero también he sido capaz de conjugar eso con una línea editorial abierta e informar de todo me pagasen o no,       me gustase o no, lo compartiese o no.

No creo en medios como VICIOUS o EDM SPAIN (que venden su imparcialidad por citar dos de primera línea que a ciencia cierta sé y puedo demostrar que lo han hecho recientemente), que no es otra cosa que vender su propio alma, el alma que conduce a ser independiente, realista, crítico y mordaz, y que por supuesto legitima a criticar algo con virulencia como debe ser en un artículo de opinión.

Un medio que no es capaz de informar imparcialmente, difícilmente puede ser el abanderado de nada cuando ellos mismos se auto infligen el castigo de la no credibilidad con sus actos y su modo de hacer las cosas. Medios que distan mucho de lo que entiendo por lo que debe ser un medio de comunicación y que siguen la estela más a un debate de Telecinco que a un articulo merecedor de 5 minutos de tiempo de una persona realmente interesada en informarse.

Así que seguid intentando levantar polvo que alguna vez el polvo se levantará en vuestros pies. Así son las cosas o al menos así son como yo las veo.

11870845_1622618058018933_4260118932437065435_n A propósito de Madds, Hawkers y EDM Spain…. A propósito de Madds, Hawkers y EDM Spain…. 11870845 1622618058018933 4260118932437065435 n