BURRITO PANZA / Desequilibrio soleado

untitled  BURRITO PANZA / Desequilibrio soleado untitled3

BURRITO PANZA

Desequilibrio soleado

Los de Albacete regresan con “Una familia desestructurada” (El Genio Equivocado, 2014), una nueva colección de canciones, aparentemente pop, en los que tras un optimismo soleado habita mucho -y feliz- desequilibrio. Y es que no hay nada como mezclar la cruda realidad con pasajes ensoñadores y flotantes… y eso lo bordan, camaradas.

Tx: Fernando Fuentes/ marzo 2014

Aló Burrito Panza, este “Una familia desestructurada”  (El Genio Equivocado, 2014) es vuestro segundo disco. Poco más de 36 minutos muy bien aprovechados, ¿lo breve y bueno dos veces bueno?

“Es cierto que nos sorprendió la duración del disco al terminar. Con el anterior ocurrió igual. Casi nunca usamos el cronómetro, será que nos mueve la esencia…”.

Habéis pasado de estar solos y mal acompañados a ser parte de una familia desestructurada… ¿mejor siempre mal acompañados que jodidamente solos, verdad?

“Sí, mas vale lo malo conocido…aunque a veces, la verdad, ni dos son compañía ni tres son multitud”.

¿Burrito Panza seguís estando compuesto por Carlos Flan, José Manuel Mora y Carlos Cuevas?  ¿Con que otros músicos y cantantes -como colaboradores- habéis contado para pergeñar este nuevo álbum?

“Con el polifacético Paco Loco, Isabel León en voces, Joaquín Pascual en un par de guitarras, Samuel, Muni Camón y Pablo Errea en unos coros y Anita Cuevas con el diseño de la portada…también nuestras amigas María Jesús y Laura colaboraron metiendo unos gritos fantasmales por ahí”.

Precisamente es la bella y personalísima voz de Isabel León la que arropa a la de Carlos Flan en muchos temas del disco… ¿hasta qué punto es importante ese contrapunto vocal en este álbum y en Burrito Panza, en general?

“Pues es vital en ambos, nos aporta frescura, dulzura y toda la inocencia que hemos ido perdiendo en el camino”.

El disco se ha grabado en el estudio de Paco Loco, ¿qué tal ha sido el bajar de nuevo a Cádiz para encontraros con el master de la producción del mejor indie nacional? ¿Hay mejor lugar en el planeta para grabar un disco de Burrito Panza?

“Ha sido una gran experiencia. Realmente Paco ha aportado muchas cosas en este disco. Y sí, es lo que tiene grabar allí, terminas y empiezas a plantearte una fecha para volver…”.

 Por cierto, creo que en el disco ha colaborado un gran y joven artista en ciernes: Samuel Cuevas, ¿qué ha aportado al disco?

“Samuel tiene trece años ya y le encanta tocar la guitarra. Aprovechando que estuvo unos días con nosotros en el Puerto, le propusimos grabar algún arreglillo y lo hizo en ‘Celebración’, con un resultado entrañable y emocionante”.

-Instrumentalmente el disco es una maravilla. Se nota el bagaje, el talento y la maestría con la que unos tipos ya veteranos tocan lo que quieren y les da la gana. ¿Es, sin duda, uno de los fuertes de este álbum?

“De este álbum y de nosotros mismos sólo hacemos las cosas que nos emocionan, no tenemos ningún otro condicionante. Yo por ejemplo, si ruedo un vídeo y no me apetece reír, no me río. Sólo nos dejamos llevar por nuestra música, nada más, sí bien es cierto que en este disco nos apetecía mucho arriesgar con sonidos y texturas y no acomodarnos para nada en lo evidente”.

 ¿Todos los temas los canta Carlos Flan? En algunos temas parece que reconozco la voz de Carlos Cuevas, ¿es posible?

“No, pero pasamos tanto tiempo juntos que es fácil que acaben confundiéndonos…”.

A lo largo de los nuevos temas, y en general, os veo mucho más optimistas, amables –y hasta contentos- que en la anterior entrega, la del debut. ¿Es solo una percepción mía o es algo real? ¿Ha salido el sol para Burrito Panza?

“Sí, se disiparon algunas nubes…aunque hay mucho desequilibrio bajo el manto de nuestras canciones”.

-No obstante seguís inmersos en una especie de nuevo naturalismo pop, costumbrista vs. onírico, tan crudo como bello. ¿Es la cotidaneidad y la deriva del día a día la mayor fuente de inspiración para vosotros?

“No se nos da muy bien analizar nuestras propias canciones, es mejor que lo hagan otros,  aunque es posible que nos guste mezclar la cruda realidad con pasajes más ensoñadores y flotantes. En ese sentido cualquier cosa del día a día nos puede influir, desde una frase cojonuda de un amigo hasta nuestra próxima y temida visita al médico, vistiéndolo todo a nuestra manera y tratando de contarlo de una manera no muy transitada”.

-Lo que es innegable es el potente ramalazo noventero de todos los temas del nuevo disco, ¿cualquier sonido pasado fue mejor?

“No nos tira ninguna década en particular, sólo nos preocupamos de hacer buenos temas, que nos muevan por dentro y que nos trasladen a algún lugar. Si en esta ocasión el disco nos lleva a los noventa podría ser pero también hay cosas de los ochenta o de folk psicodélico incluso”.

Vamos a curiosear: ¿Cómo es vuestro proceso compositivo? ¿Quién hace las letras, las melodías, los arreglos, etc.?

C F: “Ha habido un poco de todo, es cierto que los tres nos hemos implicado mucho desde el principio, tanto en la parte creativa como en todo el proceso técnico”.

C C : “Muchas veces es Flan quien se encarga de llevar el tronco de la canción al local de ensayo, otras veces soy yo y también está Mora, vital en el departamento de estructuras y atmósferas…aunque la regla principal es que no tenemos reglas”.

En vuestro anterior trabajo la palabra familia se repetía una y otra vez. Aquí está hasta en el título. ¿Esa “familia desestructurada” de la que habláis se refiere a la vuestra? ¿Esa que conformáis vosotros mismos junto a otros músicos y amigos como son Joaquín Pascual, Fernando Alfaro, Carlos Sánchez, etc.?

C F: “Somos muy de familia, en el sentido extenso de la palabra. De igual modo que mi hermano puede ser mi amigo, mis compañeros pueden ser mis hermanos. Y cierto es que Burrito Panza es de buena familia”.

C C: “Quizá en nuestra desestructurada unidad y en nuestras benditas contradicciones están nuestras armas”.

 ¿De qué forma os condiciona, a la hora de hacer música, vivir en una ciudad tan plana, simple y tranquila como es Albacete?

“Pues más que condicionarnos, nos inspira vivir en una ciudad llana, sencilla y armónica como es Albacete, con sus virtudes y defectos. De todos modos creo que podríamos componer en cualquier otro sitio del mundo con el mismo resultado”.

Carlos Flan ahora canta de una forma muy diferente, sin tanto susurro, menos impostado, mucho más pop. ¿Me podéis hablar de esta evolución en particular? ¿Cómo ha modulado su voz en estudio?

“Cuando haces un disco tan íntimo, como lo fue ‘Solo y mal acompañado’ la expresión vocal más acorde es el susurro. El susurro es eso, íntimo, personal, cercano al beso. Este segundo disco es más vital, pedía interpretarse de otro modo, más cercano al abrazo, y creo que así se reflejó también en el estudio”.

¿Quién es el responsable de ese crepitar, arañar y gruñir de guitarras cangrejeras que suena en temas como “Un riesgo innecesario”?

“Paco Loco, ¿quién si no?… agarró la guitarra y dijo “¡esta es la mía!”.

En general es disco suena un poco encapsulado, difuso… ¿es como para darle una apariencia de extraña atemporalidad al asunto?

“No, es más bien el clima que nos pedía cada tema. Cuando un tema nace, éste te susurra como quieres vestirlo, y nosotros entendimos que ese difuso ‘vestido’ era el que mejor le sentaba a alguno de ellos”.

-“Un paciente tranquilo” es un medio tiempo pop muy bien llevado, me suena mucho a Las Ruedas, ¿es una de vuestras bandas favoritas?

C F: “Yo no los conozco demasiado…”.

CC: “Mora y yo los escuchamos en su día, sobre todo los primeros discos pero no nos recuerda especialmente a ellos”.

La experimentación también tiene su pequeño espacio en este nuevo disco, en temas como “Alguien me vio tirado”, por ejemplo. Aquí la batería de Cuevas suena como un cañón, como antes y siempre. ¿Hasta qué punto es importante la búsqueda de nuevas emociones sonoras para vosotros? (Por cierto, que temazo oigan)

“Cada disco, cada tema, cada compás, surge de la búsqueda de una nueva emoción. Si para lograrlo hay que recurrir a algún experimento, no dudamos en hacerlo, pero sin estridencias, siendo fieles a nosotros mismos y a nuestros mecanismos”.

“Unidad de recuperación” es un delicioso pasaje pop, con un regustazo oscuro que le pilla todo el cuerpo, hasta las trancas. Me suena Los Planetas, a Carlos Berlanga… ¿por ahí anda la cosa?

C F: “Es cierto que este tema tiene una atmosfera muy especial y, aunque no anda por ahí la cosa, gracias por el cumplido…la canción juega con una experiencia juvenil en el mundo del tenis”.

Echando la vista atrás y viendo vuestro fabuloso currículum musical, ¿os sentís como “ex campeones” del mejor indie nacional nunca soñado?

“Ni ex-campeones de ningún indie ni campeones de algún ex-indie, sólo currantes con buenas referencias que disfrutan de su trabajo”.

 “Mis teorías” es uno de los temas más redondos del álbum. Una especie de motorik-pop muy chulo y vibrante. ¿Me podéis hablar un poco más de cómo surgió este tema? ¿Nada es casualidad?

“La letra de este tema es obra de Isabel León (Is). En cuanto a la parte musical, una de sus peculiaridades es el teclado tipo motosierra que le añadimos a toda la parte melódica, y sobrevuela toda la canción”.

Igualmente me pasa con “Papel rayado”. Es un tema estupendo, bien alicatado y luminoso, con una de las mejores letras del disco. ¿No hay nada mejor que el verso atravesado para declararle la guerra a todo lo que odiamos, y con razón?

“Toma como base un bonito pasaje de Juan Ramón Jiménez que dice: ‘Si te dan papel rayado,  escribe de través’. Es una canción de desobediencia, de romper con lo establecido, una declaración de guerra a lo que nos dictan por real decreto o algo así”.

“Celebración” es como un oración, tras una apariencia dulce y amistosa, casi litúrgica, hay dolor y rabia. ¿Es lo que tiene regresar a la deriva?

“Perder las riendas, viajar a la deriva, produce rabia y dolor. Pero a veces uno se puede recrear desde otra perspectiva algo más positiva”.

¿Podemos considerar a Burrito Panza como el proyecto sonoro de madurez de sus componentes? (¡Sin deciros viejos, eh!)

“Nos queda mucho recorrido y mucha maduración, nosotros nunca dejamos de aprender. En esto, quién no piense que está en pañales, se puede dar por finiquitado”.

-En mi modesta opinión el directo de Burrito Panza necesitaba crecer para estar a la altura de su sonido en disco, ¿cómo habéis trabajado en este sentido para mejorarlo?

“Justo así, trabajando para mejorarlo, siempre hay cosas que mejorar y más unos cabezas locas como nosotros…”.

Finalmente, ¿dónde y cuándo os podremos disfrutar en directo? ¿Ya hay algo confirmado para el festivaleo estival del 2014?

“En marzo estaremos por Huesca, Barcelona y Murcia, y ya en el mes de abril, en Madrid y Albacete. Esperamos poder confirmar pronto más conciertos y la presencia en algunos festivales, pero todavía no podemos adelantar nada…”.

www.facebook.com/burritopanza.musica

http://elgenioequivocado.com/artist/burrito-panza/