LUISJO: “El público es el alma del club, su corazón, la razón de ser de Moss y de cualquier artista”.

15178970_1278783115518595_1142803071912804239_n  LUISJO: "El público es el alma del club, su corazón, la razón de ser de Moss y de cualquier artista". 15178970 1278783115518595 1142803071912804239 n

No se puede entender la historia de la escena electrónica underground murciana sin el maestro Luisjo. Este artista -de los pies a la cabeza- es, desde hace más de 20 años, uno de los más firmes baluartes -como DJ y comunicador- del mejor clubbing del sureste nacional, y su actual y celebrada residencia en Moss Club es un seguro de vida, y baile, para propios y extraños. En esta entrevista sienta cátedra musical -y vital- de nuevo, como siempre.

Texto: Fernando Fuentes

-Alo Luisjo, vamos al grano, ¿qué aporta un artista como tú – con tu bagaje, inteligencia y calidad- a Moss Club? 

Intento aportar todo el conocimiento acumulado durante tantos años como residente en otras salas, mi concepto musical, experiencia y todo lo vivido y aprendido alrededor de la música electrónica, el mundo del DJ y del “clubbing”.

-Sabemos que no eres “solo” un DJ-residente más para el Moss Club, ¿cuál es el papel real de Luisjo en su organización, infraestructura artística, etc.?

Estoy bastante implicado (y agradezco a los jefazos su confianza) en todo aquello en lo que pueda ayudar al club, bien sea en contrataciones, cabina, programación, etc. Estoy en constante comunicación con la dirección y me siento muy activo en la empresa.

-Como profesional de la comunicación que eres, concretamente de la radio, desde hace más de 21 años, ¿qué crees que necesita la sabrosa escena murciana electrónica para lograr el respeto que, sin duda, merece a nivel nacional?

Creo que siempre hubo y hay muchísimo talento y tradición, es algo incuestionable, pero falta un poco más de continuidad y constancia en cuanto a clubes, festivales y eventos de corte electrónico. Un poco más de ruido no vendría mal, aunque de momento creo que gozamos de un crédito/respeto ganado durante muchos años con clubes y locales históricos de esta zona (Mundaka, THC, ON, Zulú…) y de los cuales actualmente otros han tomado el testigo, como Moss, intentando trasladar su concepción musical a un público nuevo, que abandera un cambio generacional en la pista de baile y demanda otros sonidos y otra forma de pincharlos.

-En tu opinión, ¿qué tiene Moss Club para que, en tan poco tiempo, haberse aupado entre los mejores clubs “pequeños” del país? ¿Qué te parece que haya sido nominado entre los “Mejores clubs (-900)” en los Vicious Music Awards 2016?

Es un club atractivamente pequeño, familiar, humilde, formado por un grupo humano admirable, pero con una personalidad tremenda e ideas muy claras, capaz de reunir a una pléyade de artistas de la zona increíbles y de esforzarse por traer a grandes de la escena nacional e internacional como Josh Wink, Technasia, Anna, Marc Marzenit, Pirupa o Cuartero, algo que no ha pasado desapercibido, trascendiendo en la escena nacional, y con total justicia, pienso yo. Es la recompensa al trabajo bien hecho, simplemente.

-¿El contar con un amplío y selecto elenco de DJ residentes, en el que convivís perfectamente veteranos y noveles, es algo clave para que el éxito?

Es la clave de todo, aunar juventud y experiencia, además de la calidad e implicación de los compañeros, todo eso enriquece al club en su propuesta musical semanal y lo hace crecer de una manera exponencial. Todos suman, todos aportan, veteranía con nuevas ideas, combinación perfecta.

-¿Y qué nos puedes decir de su público?

Es el alma del club, el corazón, la razón de ser de Moss… y de un artista. Un público participativo, que silba, que aplaude, que siente la música, que se deja culturizar semana tras semana y te exige mucho cada vez que le pones música. Yo me siento afortunado de subirme a la cabina con un público como el de Moss. Me hacen mejor DJ cada vez que lo hago.

-Hay dos palabras que, en mi opinión, deben ir siempre inexorablemente unidas al concepto de cultura de club y son respeto y tolerancia… ¿es lo que se respira en una sesión de Luisjo en Moss Club?

No me corresponde a mí responder a esa pregunta, sino más bien al público. Yo sólo intento que la gente se lo pase bien durante mis actuaciones y con mi propuesta musical, sonriendo y bailando, y eso, obviamente debe llevar implícito el respeto y la tolerancia, que además son la bandera de Moss. Música para todos, sin importar raza, gustos sexuales o clase social. Todos soMOSS iguales, dentro y fuera de la pista de baile. La música une.

-Tú, sin duda, eres uno de los profesionales que mejor conocen la escena clubbing murciana, y levantina, de ayer, hoy y siempre. ¿De qué salud goza en estos momentos y qué papel está cumpliendo Moss Club en la misma?

Estamos atravesando una época de regeneración, en cuanto a música y en cuanto a clubes, quitándonos un estigma que estaba pesando de más en los últimos años y que estaba caducando, gracias a una evolución musical necesaria y direccionada al pequeño club. Queda mucho trabajo por hacer, pero hay una oleada de jóvenes artistas que creo que tomarán el mando en breve; les toca. Moss está trabajando muy bien por y para la escena, y su aporte se puede ver echándole una ojeada a su programación cada mes o asistiendo al club cualquier fin de semana.

-Como DJ has pinchando miles de veces en otros tantos clubs nacionales e internacionales. ¿Para ti los clubs cercanos, íntimos y cálidos -rollo Moss Club- tienen un encanto especial o prefieres pinchar en recintos más grandes en los que hay miles de clubbers a pie de escenario?

Cuando era más joven quería sitios cuanto más grandes, mejor. De un tiempo a esta parte, y es algo que le ocurre a otros compañeros, prefiero clubes pequeños, una cabina cercana y algo más íntimo con el público adecuado, para fabricar una atmósfera más especial, menos masiva y más auténtica.

-Vamos a curiosear, ¿cómo preparas y afrontas una sesión, por ejemplo, en Moss Club? ¿Cuánto hay de improvisación en ello, de búsqueda de la novedad, del clímax gracias a esos temas que nunca fallan, de emoción ante una nueva noche en una cabina…?

Soy muy metódico y autoexigente y escucho cientos de canciones cada semana, pero filtro y organizo muchísimo la música, y siempre tengo un repertorio amplio, de música de vanguardia y novedades, pero también rescatando temas de otras épocas. Me gusta sorprender, la sorpresa siempre provoca sonrisas y grandes reacciones y emociones, y eso se puede hacer jugando con los estilos y las épocas. Dominar la tradición para dominar la vanguardia.

-Tras tantos años de cabineo aquí y allá, ¿es ahora cuando más disfrutas gracias al inmenso dominio de la situación que atesoras? ¿A eso se le puede llamar “madurez”, sin que nadie se enfade?

Yo también lo llamo madurez, sin duda. Una vez has superado tantos niveles (proyectos, presión, edad, etapas…) y con tantas horas de vuelo, es hora de disfrutar como nunca antes lo había hecho. Ver la luz de la retirada en un futuro cercano me hace disfrutar aún más.

-¿Recuerdas alguna sesión en especial en la cabina del Moss que, por razones obvias, se te haya quedado grabado para siempre?

Son tantas las noches y mañanas tan mágicas que he pasado en ese club que es difícil destacar alguna. Sólo te puedo decir que en las 3 temporadas que llevo de residente, un altísimo porcentaje de las veces que me he subido a esa cabina, lo he disfrutado de una manera brutal, de sentirme mejor artista y de irme a casa con las manos en la cabeza de lo vivido ese día. Así de rotundo. Siempre daré gracias de que Moss se cruzase en mi camino.

-¿De todos los artistas nacionales e internacionales que has visto pinchar en sus dos salas, ¿cuáles te han gustado más y porqué? ¿Con quién te gustaría compartir noche, allí, en los próximos tiempos?

Guardo tremendos recuerdos de los sets de Marc Marzenit y Anna, por lo que consiguieron dibujar en la sala, en el ambiente, con su música y con el público. Pero por afinidad musical, por la magia que creó y las horas de hipnosis melódica con el público, me quedo con Henry Saiz. Sublime. Me gustaría poder compartir mesa y mantel musical en Moss con Rafael Cerato. Quién sabe si en futuro cercano, ahí lo dejo (Sonríe).

-¿Qué planes sonoros, te unen a Moss Club, respecto al inminente 2017?

Todos los planes que los jefes y el club quieran. Espero seguir en esta línea de trabajo con Moss y aportar todo lo que pueda al club y a los compañeros. Moss será la última residencia de mi carrera, con eso te lo digo todo.

-Terminamos, ¿y para cuándo nuevas producciones tuyas en la calle?

La producción es un tema que siempre he respetado demasiado como para hacerlo a la ligera. Las veces que he podido encerrarme en el estudio ha sido para hacerlo a fuego lento y para proyectos bien calibrados. Por mi ritmo de vida y trabajo en la radio, club, etc. no tengo mucho tiempo, pero acabo de terminarme el estudio en casa y para el 2017 he decidido retomar un poco la producción, ¡¡a ver qué sale!!

www.facebook.com/LuisjoDJ

 www.facebook.com/NUEVOMOSSCLUB