SHANGHAI RESTORATION PROJECT REGRESAN CON ‘BRAVE NEW WORLD SYMPHONY’

SHANGHAI RESTORATION PROJECT REGRESAN CON ‘BRAVE NEW WORLD SYMPHONY’ SRP 2020 SRP A by Zhuang Yan scaled

Una constante del terrible año que nos hemos zampado -por aquí ando contando las horas para decirle adiós pañuelo en mano ¡y que no regrese jamás!- es la prontitud en la que muchos artistas han aprovechado el peligro invisible del exterior, pero sobre todo el encierro obligado por las autoridades, para echarse largas horas de estudio. La pareja del neoyorquino barrio de Brooklyn, Shanghai Restoration Project, así lo hizo.

Fruto de ello (y eso que solo hace un año de su anterior álbum “Tactile Sonic Glide”) es el nuevo trabajo discográfico que se acaba de estrenar: “Brave New World Symphony” (Undercover Culture Music). Se trata de un episodio forjado por muy diversos géneros como la electrónica de baile, el arty-pop o los astros orientales. Con lo último vengo a referirme a como en las canciones “R0” o “Balcony Garden” se percibe de una manera muy singular, los orígenes de ambos artistas. Pero de una forma mucho más cósmica. Qué decir del corte “Night Odyssey”, interpretado íntegramente en chino.

Aquí en España, el single adelanto no fue otro que “Involuntary Project”. Lo pudimos degustar allá por finales del mes de octubre. Un magnético y porque no reconocerlo, bastante bailable tema de disco-house, con destellos tanto sintéticos como tradicionales (¿es un shakuhachi lo que suena?). Vaya desarrollo hasta darnos de bruces con pianolas jazzeras que entran en barrena. Una reacción en cadena que además está inspirada en ese montón de profetas, gobernantes ineptos cuyas advertencias sobre el coronavirus se pasaron por el forro de los pantalones. La canción es la representación musical hacia un virus tan puñetero y difícil de contener.

En el nuevo largo, que como ya advertimos fue realizado durante el largo confinamiento en la ciudad de Nueva York, y donde el dúo refleja los cambios tanto individuales como sociales que advirtieron durante ese periodo… también esconde gemas tan hermosas y volátiles como “Quest for the Silver Bullet”. Desde ya mi canción favorita de todo el plan. Arpegios y melodías sintéticas acompañadas de electrónica a medio tempo, que en cierto modo recuerdan a la música de Isao Tomita interpretando aquel “Arabesque No.1”, y que mucho seguimos teniendo en la memoria al acompañar un programa de niños tan singular como el “Planeta Imaginario”.

ESCUCHA: https://open.spotify.com/album/03AC1P9WIXTocMcFVvvMbH?si=cQ3lqzN-QheZ781_c5zlLw

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *